Garantía básica

Curiosidades | 06/03/2011 | 7.74 / 10 | comentarios

Si has comprado un producto y es defectuoso, estas son tus garantías básicas:



  1. la reparación del producto sin coste alguno (no pueden cobrarle la mano de obra ni los gastos de envío ni los materiales) o su cambio por otro nuevo, salvo que la opción elegida sea desproporcionada o imposible. También puede solicitar el cambio del producto cuando ya ha sido reparado y se vuelve a averiar o si el arreglo se demora excesivamente. Aunque en principio, le corresponde al comprador decidir qué posibilidad ejercita, en la práctica, la elección entre reparar y sustituir suele adoptarla el vendedor, según los gastos que le genera cada opción para que la elección no resulte desproporcionada.

  2. Si la reparación o el cambio no son posibles o no solucionan el problema, el consumidor puede elegir entre anular la compra y recuperar su dinero o bien quedarse con el objeto defectuoso pagando por él un precio menor. En ciertos casos, por ejemplo, si el rpoducto se debe entregar a una fecha fija que es esencial y ésta no se respeta (un traje de novia..), se puede pedir la anulación del contrato directamente.

    El plazo de garantía es de dos años, pero con un matiz: durante los primeros seis meses, cuando aparece un problema, se presupone siempre que el defecto es de origen y se aplica la garantía sin más. Pasado este periodo inicial, en caso de discrepancia le corresponde al consumidor demostrar que el defecto es de origen y para ello puede necesitar, muchas veces, un informe pericial independiente.


 


Te gusta
¿Te gusta esta web?
Coméntala
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información, Aceptar